En un ambiente cada vez más competitivo del sector educativo, muchas universidades están priorizando la experiencia digital de los estudiantes para aumentar sus ingresos y sobre todo, la satisfacción de estos. Sin embargo, debido a la gran oferta de plataformas disponibles, puede resultar difícil identificar si tus esfuerzos están valiendo la pena. Incluso si la interacción del estudiante aumenta, ¿cuánto supone esto en el cumplimiento de tus objetivos?

Para entender la interacción del estudiante, se requiere estrategia, planificación y agilidad, por lo que un buen comienzo sería aclarar lo que constituye la interacción del estudiante y su consecuente lealtad.

La transformación digital de las instituciones de educación superior

Las nuevas generaciones de estudiantes son nativos digitales y requieren una experiencia sofisticada en todas sus interacciones en línea, incluyendo la interacción con su escuela. Para cumplir con sus expectativas, las universidades necesitan pasar por una transformación digital que se puede dividir en 2 componentes:

  1. Una base de datos de los estudiantes: Los datos de los estudiantes se recogen a través de sus interacciones digitales, como los clicks y las visitas, y más tarde se utilizan para determinar cómo y cuándo realizar las comunicaciones para mejorar su experiencia.
  2. Interacciones del estudiante: Los datos recogidos te permiten realizar comunicaciones relevantes en el momento y lugar exacto (y en la plataforma adecuada).

¿Qué es la interacción del estudiante?

La interacción digital de los estudiantes tiene muchas variantes. Abarca todos los puntos de contacto existentes con los estudiantes en tu plataforma digital. Esencialmente, es cualquier cosa que requiera interacción por su parte, desde abrir links en emails o solicitar un programa. Puede incluir trabajo de servicio al consumidor (como responder preguntas) para mantener la buena percepción de tu marca y legado.

Ya que la interacción del estudiante cubre muchos aspectos, puede resultar difícil comenzar a analizar y registrar tu trabajo. ¿Qué acciones tienen valor? ¿Cómo puedes medirlo?

6 pasos para medir la interacción de los estudiantes

Las métricas son vitales cuando se trata de entender cómo se posiciona tu institución con respecto a la participación del estudiante. Sin ellas, no sabrías lo que funciona o no. Para asegurarte de recopilar todos los datos que necesitas, aquí tienes 6 pasos cruciales con los que aumentarás la interacción online de los estudiantes.

Paso 1: Diseña un recorrido para los estudiantes y crea contenido

Comienza creando una ruta digital para tus estudiantes, desde su solicitud hasta su graduación. Para ello, trabaja junto a los estudiantes, alumni, y los miembros de la facultad, para crear un auténtico recorrido digital de los estudiantes. Incluye las 4 fases principales: (1) consideración, (2) evaluación, (3) solicitud, (4) después de la aplicación.

Con un mapa del recorrido digital de los estudiantes puedes identificar todas las rutas que toman para explorar tu plataforma digital. También podrás ver las fases del ciclo digital y como interactúan en cada una de ellas.

Después de identificar cada fase, crea contenido relevante para cada una de ellas, así podrás usarlo en momentos cruciales cuando los estudiantes los necesiten. De esta forma, tu universidad puede abordar los puntos débiles de los estudiantes y profundizar en ellos.

Paso 2. Crea un plan de medición

Los tipos de interacción que rastrees dependen de los objetivos de tu organización y donde se encuentre el estudiante en ese momento. Independientemente de los datos que midas, para ver si tus esfuerzos están teniendo resultados, debes crear un plan de medición.

Con un plan de medición puedes clasificar los datos, qué plataformas usas, cuándo, y cuál es el objetivo detrás de cada métrica. Es importante establecer los puntos de referencia en el recorrido, para poder mejorar las oportunidades de interacción de los estudiantes. Como un beneficio extra, este plan puede alinear a tu equipo con tus objetivos para trabajar coordinados. 

Paso 3: Céntrate en las plataformas más importantes

Las universidades pueden interactuar con los estudiantes a través de distintos canales, incluyendo emails, chatbots, mensajes de texto y aplicaciones móviles. Para empezar, centra tus esfuerzos en 2 canales principales: Tu sitio web y tus redes sociales.

  • Sitio Web: El diseño y la interfaz de la página web son esenciales para la percepción de los estudiantes. De hecho, en un estudio se descubrió que las páginas web de las universidades son “la máxima declaración de marca”, un componente muy importante para la experiencia del estudiante y decisivo para su elección universitaria.

Por este motivo, navega por tu pagina web desde la perspectiva de un estudiante, para ver cómo es usarla como herramienta de interacción. Comprueba que tu sitio sea informativo, atractivo y fácil de navegar.

  • Redes sociales: Es un componente muy importante en la percepción de los estudiantes. Actualmente las instituciones hacen un mejor uso de las redes sociales como Facebook, Twitter, YouTube e Instagram para ofertar sus programas y atraer a los estudiantes. Para un posible alumno, como responda la universidad a sus preguntas marca la diferencia.

Paso 4. Saca Partido a los datos

Los datos generados en tus plataformas digitales te dan una idea de lo que funciona y lo que no, y que áreas necesitan ser optimizadas. Estudiar la interacción de los estudiantes puede ayudar a comunicarte con ellos a través de, por ejemplo, un chatbot de respuesta automatizada que les de información relevante (como el enlace a un programa específico) cuando el estudiante lo necesite. Para facilitar el trabajo en un ambiente de datos tan complejo, puedes crear estudiantes ficticios para diseñar estrategias de interacción más efectivas.

Digamos que quieres reducir la tasa de abandono de estudiantes durante el primer año. Recoge información sobre ellos, como sus notas o su asistencia a clase a través de tus sistemas de gestión. Después, combínalo con los datos demográficos de tus estudiantes y construye el perfil de este, así podrás determinar las etapas que recorre en su ruta estudiantil y en cuál de ellas se produce el abandono.

Ahora ya puedes dirigir tus comunicaciones a estudiantes que encajen en el perfil en las fases de más riesgo. Para ayudarlos a evitar el abandono, puedes enviar información sobre contenidos de extraescolares, ayudas económicas o apoyo estudiantil.

Ten en cuenta que los datos solo son útiles si son ciertos, por lo que asegúrate de usar solo información que ha sido validada. Ahora, puedes empezar a medir de forma fiable el aumento de la interacción del estudiante.

Paso 5. Mide y encuentra patrones

Muchas universidades tienden a centrarse en una sola interacción “Enviar solicitud”. Sin embargo, hay otros puntos de contacto que son importantes para tu universidad como:

  • Tasas de retención y graduación
  • Tiempos de finalización del programa
  • Seguimiento del rendimiento académico
  • Inscripciones para sesiones informativas o visitas al campus
  • Los estudiantes contactan con el personal universitario y al profesorado.
  • Donaciones de alumni

Sumérgete en tus sistemas de análisis digitales para encontrar otros patrones de interacción. ¿Sabes cuánto tardan los estudiantes en completar una acción en sus recorridos? ¿Hay páginas concretas o contenidos de marketing que atraen a los estudiantes de manera más efectiva? ¿Hay barreras o dificultades en la interacción? Responder estas preguntas te permite establecer nuevos puntos de referencia y empezar a optimizarlos.

Paso 6: Optimiza la experiencia digital del estudiante

Ahora que ya has recogido, analizado y medido los datos de interacción de los estudiantes, utilízalos para optimizar tu presencia digital. Esto significa actualizar los contenidos de tu web para ofrecer información relevante y los recursos necesarios para los estudiantes. No te olvides de incluir llamadas a la acción como un botón de “Aplicar ahora”.

  • Tus recursos digitales deben:
  • Atraer a una amplia gama de visitantes
  • Ser intuitivos y estar ordenados
  • Ser sencillos y fáciles de navegar
  • Contener contenido relevante y puntos de participación.

Utilizar una herramienta de análisis digital te permite ver cual de los contenidos de tu sitio web o funciones son más utilizados o vistos. Puede que observes que tener un botón de contacto es más efectivo que una lista de email.

La conclusión de la interacción del estudiante

Las estrategias de atracción de los estudiantes están cambiando. Todavía hay estrategias tradicionales que siguen funcionando de manera efectiva entre las universidades, pero los estudiantes cada vez dependen más de la oferta interactiva de los programas digitales. Si no estás midiendo tus esfuerzos de interacción, te estás perdiendo muchos datos que te pueden ayudar a mejorar la experiencia digital de los estudiantes, y posiblemente las oportunidades de mejora de tu marca y reputación. 

Para las universidades, la transformación digital supone recoger datos para aumentar la conciencia sobre los procesos por los que pasan los estudiantes y sus necesidades. Para garantizar una mejora a largo plazo, mide de manera continua la interacción del estudiante y establece puntos con tu sistema de análisis. Para ver cómo se posicionan tu competencia, compara tus datos con los de tu industria.

Pero por ahora, estos 6 pasos son un buen comienzo.