«El poder de la web reside en su universalidad.

Un aspecto fundamental es que todos puedan acceder a ella, independientemente de sus capacidades»,

Tim Berners-Lee, director del W3C e inventor de la www

Cuando la inclusión digital es el principio rector de todos los procesos de diseño y desarrollo de una empresa, cualquier persona (sin importar su capacidad) podrá utilizar su sitio web, sus productos digitales y sus servicios.

Una vez decidido a hacer accesibles las propiedades digitales, puedes usar las herramientas de superposición que probablemente encontrarás online. Aunque se comercializan como herramientas de un solo clic que prometen reparar al instante los problemas de accesibilidad, su alcance es bastante limitado y no ofrecen una solución que cumpla plenamente con las WCAG.

Diseñar antes de escribir el código

La única forma de mejorar la accesibilidad digital es trabajar en ello, y eso no sucede de un día para otro. Una experiencia web inclusiva de calidad requiere tanta inversión como cualquier otro ámbito empresarial orientado al exterior.

La inclusión digital debe formar parte de cada uno de los pasos del proceso: desde la planificación y creación de prototipos hasta el desarrollo y las pruebas. Trabajar en la accesibilidad web lo antes posible te permitirá crear experiencias web más inclusivas y además beneficiar a todos los usuarios a largo plazo.

Nos hemos reunido con nuestros expertos en accesibilidad de Siteimprove, Jennifer Chadwick y Tobias Christian Jensen, para entender mejor lo que significa incorporar el diseño de la accesibilidad a las fases iniciales, por qué es importante y qué puedes hacer para crear experiencias inclusivas que beneficien a tu empresa..

Tobias Christian Jensen, Siteimprove’s Digital Accessibility Specialist   “I’ve been with Siteimprove for four years. As a digital accessibility specialist, it is my job to oversee that the products we develop are accessible to every user - no matter their abilities and differences. Building inclusive tools is a very rewarding process because it inevitably leads to high-quality products that are enjoyable to use for everyone.”

Jennifer Chadwick, Siteimprove’s Lead Accessibility Strategist and Senior Product Expert   “I’m a senior product expert, lead accessibility strategist, and training consultant at Siteimprove. As former user experience designer of websites and mobile applications, my background in user research and usability for over 15 years solidified my commitment to accessibility and inclusive design. In support of the next generation of Siteimprove Accessibility, I guide digital teams through a process of adopting, implementing inclusive best practices in design, development, content, and testing through their operations and culture. I’ve provided counsel to executive management teams and digital practitioners in both the public and private sectors globally, in Canada, US, UK, Europe, and ANZ.”

¿Qué significa priorizar la accesibilidad digital en el proceso de creación de una web?


Tobias: Alguien dijo una vez que solucionar los problemas de accesibilidad de forma retroactiva es como poner las tuberías a una casa cuando ya está construida; es un método que no aporta ninguna ventaja. En cambio, la accesibilidad debería formar parte de cada uno de los pasos del proceso.

Jennifer: Significa trasladar los esfuerzos de diseño y las pruebas para detectar problemas de accesibilidad tan pronto como sea posible dentro de los flujos de trabajo o procesos digitales del equipo. Esto implica que todos trabajen inclusivamente: desde los diseñadores gráficos y de UX, que crean el formato de la página para caracterizar su aspecto, hasta los redactores de contenidos, que redactan el texto para describir las imágenes e interacciones de una página, pasando por los desarrolladores, que construyen las experiencias basándose en las especificaciones. Para ello, considerarán las soluciones de accesibilidad necesarias lo antes posible en el proceso.

¿Qué ventajas tiene este enfoque? ¿Por qué vemos esta tendencia en el mercado?

Tobias: El resultado de este cambio es un menor gasto en recursos destinados al equilibrio (tiempo, dinero, mano de obra). Asimismo, el producto final dará la impresión de ser una pieza cohesionada y coherente. De hecho, la experiencia del usuario suele simplificarse, lo que va en consonancia con la tendencia de diseño minimalista que vemos a menudo hoy en día.

Jennifer: Si no adoptamos este enfoque, seguiremos creando barreras para las personas con discapacidades. Tenemos que dejar de desarrollar diseños inaccesibles, colores de marca, código y contenido sin someterlos a pruebas y detectar los fallos de estos elementos. Cuando revisas, haces pruebas y te aseguras de que tus diseños cubran las necesidades funcionales de las personas con discapacidades visuales, auditivas, físicas, cognitivas y del habla, puedes detectar los obstáculos al principio y hacer modificaciones para evitarlos.

Si no se trabaja en función de la accesibilidad desde el primer momento, un sitio web, una aplicación o un documento podrían construirse de forma inaccesible, y luego resulta mucho más difícil (y más caro) incorporar la accesibilidad. Creo que estamos viendo una tendencia de adoptar «diseño inclusivo» desde una fase temprana porque cada vez somos más conscientes del beneficio de incorporar la accesibilidad a las propiedades digitales desde el principio. Resulta ventajoso para todos los usuarios: se disminuyen considerablemente los costes, el tiempo y la energía para reaccionar cuando un usuario tiene una experiencia mala o inaccesible que lleva a una queja o demanda judicial.

Otra ventaja del diseño inclusivo es que a medida que evalúas los diseños actuales en busca de barreras, aprendes a eliminarlas y puedes compartir estos conocimientos con otros equipos de tu organización.  Una estrategia sencilla es crear plantillas de sitios web y documentos accesibles para poder reutilizarlas. Así te cercioras de que la experiencia sea coherente e inclusiva.

¿Cómo efectuáis ese cambio de enfoque? ¿Podéis darnos ejemplos de vuestro trabajo?

Tobias: No queremos sobrecargar a nuestros diseñadores, desarrolladores y probadores, que ya tienen mucho que hacer. Por eso, tenemos que eliminar todos los obstáculos que podamos en nuestros equipos de producción. En Siteimprove, lo hemos logrado incorporando especificaciones de accesibilidad a nuestra guía de estilo, en la que se basan todos los diseños nuevos. También hemos creado una biblioteca de componentes reutilizables con unos estrictos requisitos de accesibilidad que nuestros desarrolladores pueden utilizar. Además llevamos a cabo las comprobaciones automáticas de accesibilidad de Siteimprove para dar con los defectos más comunes. Así se reduce en gran medida lo que se requiere de cada empleado y se liberan recursos para perfeccionar la experiencia final.

  • Guía de estilo: en la guía de estilo indicamos todo lo que pueda ayudar a nuestros diseñadores. De este modo, nos aseguramos de que los tamaños de letra sean legibles, de que el texto no presente ambigüedades y de que el nivel de lectura sea cómodo; y, sobre todo, de que los colores estén coordinados para que contrasten bien.
  • Sistema de diseño: el sistema de diseño que hemos creado recientemente es una de las mejores características. Antes de este proyecto, solíamos reinventar los componentes existentes. Llegamos a tener 24 componentes diferentes para las tooltips, ninguno de los cuales estaba optimizado para ser accesible. Generar constantemente nuevos componentes puede ocupar el tiempo de los expertos de accesibilidad sin poder dedicarse a nada más. Gracias al sistema de diseño o una biblioteca de componentes, somos capaces de desarrollar tooltips, desplegables o gráficos de una vez, y optimizarlos para que sean accesibles. Luego, los diseñadores y desarrolladores pueden seleccionarlos y reutilizarlos en cualquier sitio. Con esto, hemos mejorado nuestra propia accesibilidad hasta un punto que antes no existía. Otra ventaja añadida es que, cada vez que tenemos una nueva guía de estilo o que queremos hacer pequeños cambios, se pueden implementar con facilidad en todas partes.
  • Automatización: también hay muchas tareas que queremos quitarles de encima a nuestros diseñadores y desarrolladores. No es necesario que busquen manualmente los defectos que se pueden encontrar automáticamente (hasta el 40 % del total). Utilizando nuestras propias comprobaciones de accesibilidad, los desarrolladores no pueden añadir nuevas funciones a la plataforma hasta que no pasan las pruebas.

¿Cuáles son algunos de los elementos importantes que contribuyen al éxito de este enfoque?

Tobias: Hemos identificado tres métodos cruciales para que este cambio se lleve a cabo con éxito:

  1. La estrategia del palo y la zanahoria: nos esforzamos por crear un entorno de aprendizaje positivo para quien quiera mejorar sus habilidades en el campo de la accesibilidad. Para ello damos un premio mensual de accesibilidad por los esfuerzos del equipo. Como experto en accesibilidad, es fundamental estar receptivo. Queremos que los diseñadores y desarrolladores tengan ganas de plantearnos preguntas. La accesibilidad puede ser un campo grande y complejo en el que los expertos nunca dejan de aprender, incluso después de 15 años en el negocio. Como a los diseñadores y desarrolladores rara vez se les enseña la accesibilidad en los centros educativos, no podemos arriesgarnos a desmotivarles cuando quieren aprender. Por eso siempre intentamos animarles, elogiar sus esfuerzos y sentarnos con ellos para mostrarles los cómos y los porqués.
  2. La implicación de los altos cargos: no hay mejor ayuda que los directivos comuniquen la importancia de la accesibilidad. A la mayoría nos importa y queremos llevarla a cabo, pero cuando hay muchas prioridades que compiten entre sí impuestas desde arriba, la accesibilidad suele acabar relegada a un segundo plano. Es difícil incluirla desde el principio del proceso sin hacer algún esfuerzo.
  3. Pruebas de usuario: hay que hacer pruebas con usuarios reales que tengan distintas capacidades. Queremos evitar las excepciones, así que necesitamos la opinión de personas reales para confirmar nuestras suposiciones sobre lo que tiene sentido para ellos. Para ello, consultamos a los clientes existentes y nos valemos de nuestros propios probadores manuales de accesibilidad.

 

¿Quieres hacer el cambio pero aún no sabes por dónde empezar?

Si la accesibilidad digital te sigue pareciendo compleja, puedes comenzar por obtener una visión general de la situación en que se encuentra tu sitio. Utiliza nuestro Website Accessibility Checker gratuito para saber qué estás haciendo bien y qué puedes mejorar.