Cuando se trata de abogar por la inclusión digital y ponerla en práctica, uno de los errores más frecuentes que cometen las organizaciones es concebirla como una solución aislada, en lugar de incorporar la accesibilidad a sus procesos web.

Reducir la accesibilidad web a una solución puntual conlleva riesgos, como una mala experiencia de usuario, la pérdida de ingresos, disuadir a posibles clientes e incluso exponerse a sanciones o demandas judiciales.

¿Qué es la inclusión digital?

La inclusión digital consiste en eliminar las barreras que existen en  la web y otras tecnologías digitales para todos puedan utilizarlas. Aunque tiene un significado más amplio, una estrategia de inclusión digital debe comenzar por la accesibilidad web. Un sitio web accesible puede utilizarlo cualquier persona. Es decir, todos los visitantes del sitio web deben disfrutar de la misma experiencia en él, ya sea para comprar un artículo, descargar información o enviar una solicitud.

La mejor forma de crear una experiencia digital inclusiva para todos los visitantes de tu sitio es incorporar la accesibilidad a tu proceso de diseño y desarrollo, en lugar de aplicarla como una solución aislada.

Por qué la accesibilidad web es un proceso, no un proyecto

La idea errónea de que la accesibilidad puede «añadirse» a un sitio web a posteriori como una actividad aislada es una de las principales razones por las que la accesibilidad de un sitio web empeora a lo largo del tiempo. También es la causa de que muchos sitios web afirmen ser accesibles, pero no lo son.

La accesibilidad y los principios del diseño inclusivo deberían concebirse en todas las organizaciones como un proceso continuo. Sin embargo, muchas optan por añadirla a posteriori, a menudo pensando más en cumplir con las normas que en la experiencia de usuario. Esto tiene consecuencias tanto para la organización como para los usuarios del sitio web. Cuando menos, el contenido y las funciones del sitio web serán probablemente menos eficaces para los visitantes con discapacidades. Incluso, podría incurrirse en costes adicionales si hay que volver atrás y hacer cambios durante el proceso, como, por ejemplo, por tener que corregir cientos de archivos PDF no accesibles y con información vital para los clientes.

Es frecuentemente que, al tratar la accesibilidad de este modo, los defectos salgan a la luz durante la fase de control de calidad o de aceptación del usuario de un proyecto web, o incluso después de haberlo lanzado. En ese momento, los problemas de accesibilidad complejos podrían requerir una modificación completa del trabajo que ya se han realizado.

“Incorporating accessibility from the beginning of a website development or redesign process is almost always significantly easier, less expensive, and more effective than making accessibility improvements to an existing site later as a separate project.” W3C

Ya sea que los miembros de tu equipo se ocupen del código, del contenido o del diseño, si incorporan las prácticas óptimas de accesibilidad antes y durante el trabajo, en lugar de hacer una «comprobación de accesibilidad» a posteriori, podrán terminar los proyectos más rápidamente, con mayor eficacia, ajustándose al presupuesto y de forma realmente accesible.

Ventajas de incluir los principios del diseño inclusivo desde el principio

 Convertir el diseño inclusivo en un principio que rija tus procesos de diseño y desarrollo web no solo es ético, sino que también ofrece otras ventajas.

  • Diseñar teniendo en cuenta la experiencia del usuario, incluida la accesibilidad, se crea una mejor experiencia para todos los usuarios, no solo para los que tienen discapacidades. Cuando está en consonancia con otras iniciativas de marketing, puede tener un efecto colateral positivo, especialmente en lo que respecta a los esfuerzos de optimización de motores de búsqueda, dado que los motores de búsqueda, como Google, premian las prácticas de diseño inclusivo (p. ej., añadir texto alternativo a las imágenes, tiempos de carga rápidos, navegación lógica).
  • Los sitios accesibles tienen un público objetivo más amplio. En Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han señalado que 61 millones de estadounidenses adultos sufren algún tipo de discapacidad. A mayor escala, alrededor de mil millones de personas (15 %) de todo el mundo presentan alguna discapacidad.
  • Un sitio web accesible puede convertirse en un diferenciador de marca que aumente tu ventaja competitiva.
  • Al situar el diseño inclusivo en el centro de los procesos de trabajo, la creación de sitios web resulta más eficaz y barata, ya que los problemas se identifican y resuelven antes, preferiblemente antes del lanzamiento.
  • Además, se disminuyen los riesgos legales al cumplir de forma adecuada con la legislación nacional en materia de accesibilidad. Sigue leyendo para obtener más información sobre los inconvenientes de las soluciones de accesibilidad rápidas.

around one billion people (15%) of the world’s population have some form of disability.

Las superposiciones de accesibilidad no son la solución. ¿Sabes por qué?

Aunque tienen muchas ventajas tangibles, la accesibilidad web requiere una cantidad considerable de tiempo y esfuerzo. Además, aumenta con el tamaño y la complejidad de un sitio web.

Para satisfacer esta necesidad del mercado, han surgido empresas que prometen hacer accesibles los sitios web mediante una rápida superposición o un widget de accesibilidad. Estas soluciones prometen «arreglar» la accesibilidad de tu sitio inmediatamente, con esfuerzo mínimo (a menudo insertando una sola línea de código) y cumplir al instante con la legislación (p. ej., la Ley de Estadounidenses con Discapacidades, ADA, la Sección 508 de la Ley de Rehabilitación, la Directiva de Accesibilidad Web de la UE y las Pautas de Accesibilidad de Contenido Web, WCAG). Y todo ello sin necesidad de hacer tareas pesadas, como incluir la accesibilidad a los procesos de trabajo del sitio web o arreglar el código.

Por desgracia, las superposiciones conllevan problemas legales y técnicos graves y de numerosos tipos. Esto ocurre ya que no se crea una accesibilidad real y duradera en los sitios. Además, estas soluciones suelen generar problemas de accesibilidad añadidos, debido a los conflictos con las ayudas técnicas, como los lectores de pantalla. Además, en cuanto una organización deja de utilizar al proveedor de la superposición, la «accesibilidad» del sitio desaparece.

Y lo que es aún más perjudicial es que las organizaciones que invierten en una solución de superposición con el fin de evitar demandas judiciales no suelen conseguir el nivel de protección que creían haber contratado. En 2020, unas 100 empresas fueron demandadas tras invertir en un widget o una superposición,  y algunas de esas demandas llegaron a considerar las funciones de los widgets como una carga adicional para los usuarios con discapacidades.

Cómo incorporar correctamente la accesibilidad al proceso del sitio web

La accesibilidad web no se acaba nunca, es un proceso continuo. Cualquier cambio que se haga en el contenido o el código puede introducir nuevos problemas de accesibilidad en tu sitio web y perjudicar la experiencia de usuario.

Ahora que sabes por qué la accesibilidad web no puede ser nunca una actividad puntual, es el momento de enseñarte las mejores prácticas para conseguirla de forma eficaz y eficiente. A continuación te explicamos cómo situar el diseño inclusivo en el centro de los procesos y flujos de trabajo de tu sitio web.

Utiliza un comprobador de accesibilidad automatizado para escanear de forma rutinaria tu sitio web en busca de errores

Un socio de accesibilidad de confianza que ofrezca servicios de accesibilidad automatizados y manuales, como Siteimprove Accessibility, puede hacer que la accesibilidad digital sea más fácil de entender, implementar y de mantener.

Todas las iniciativas de accesibilidad, tanto las existentes como las destinadas a principiantes en inclusión digital, deberían comenzar con una auditoría del estado de accesibilidad del sitio web. Es recomendable utilizar una herramienta para comprobar el cumplimiento de la norma de accesibilidad global más utilizada: WCAG.

Las auditorías de accesibilidad te ayudan a:

  • Detectar errores de accesibilidad en tu sitio web
  • Asignar tareas y responsabilidades a los equipos adecuados
  • Establecer un punto de referencia para medir el progreso de la accesibilidad
  • Comparar tu sitio con otros del sector

Auditar periódicamente un sitio web que tenga miles (o incluso decenas de miles) de páginas puede resultar abrumador, además de llevar mucho tiempo. Por suerte, las herramientas de accesibilidad automatizadas son capaces de simplificar y acelerar el proceso, al auditar simultáneamente miles de páginas. Asimismo, están diseñadas para acoplarse a los procesos habituales de mantenimiento, diseño y desarrollo de los sitios web.

Uno de los clientes de Siteimprove, First Tech Federal Credit Union, nos explicó que, con la incorporación de las pruebas de accesibilidad automatizadas a su proceso de desarrollo, pudieron detectar los problemas de accesibilidad antes de lanzar el nuevo diseño de su sitio.

"The Siteimprove Accessibility Checker plugin caught several issues that we missed initially creating pages on the site and showed us tips on howbest to resolve them." First Tech Federal Credit Union

Consejo: Busca una herramienta de accesibilidad que tenga capacidad para escanear los PDF. Para ofrecer una experiencia digital verdaderamente inclusiva, todo el contenido, incluidos los archivos multimedia y los PDF, deben ser accesible.

Incluye pruebas manuales en los procesos

Aunque muchos problemas pueden detectarse con una herramienta de accesibilidad automatizada, algunos requieren una evaluación o verificación humana. Suele tratarse de problemas relacionados con comandos solo de teclado, compatibilidad con diversas ayudas técnicas y coordinación con los puglins de ajuste de color para navegadores web. 

Esto no quiere decir que tengas que contratar a un consultor externo o a una agencia para que se encargue de ellos. Aunque en algunos casos, particularmente con sitios web grandes y complejos, lo mejor es recurrir a un experto en accesibilidad o un socio formado en pruebas de accesibilidad manuales. Para hacer comprobaciones más pequeñas y sencillas, hay herramientas automatizadas, como Siteimprove Accessibility, que ayudan a identificar los problemas que requieren comprobaciones manuales para confirmar si se cumple con las WCAG. Además, dan consejos para resolverlos paso a paso (p. ej., comprobar hasta qué punto es descriptivo el título de una página).

Hacer una comprobación doble de los resultados de las pruebas automatizadas y descubrir defectos que las herramientas automatizadas no encuentran son dos buenas razones para incluir pruebas manuales en los procesos de diseño y desarrollo. Ejemplos de bloqueos de accesibilidad que solo se pueden detectar manualmente:

  • Presencia de títulos de página informativos: las pruebas manuales comprueban si los títulos de las páginas son únicos, relevantes y concisos.
  • Opción de omitir la navegación: las pruebas manuales se aseguran de que la opción de omitir elementos de navegación repetidos esté presente y sea correcta. 
  • Elementos de HTML5 y WAI-ARIA: no se trata de errores que haya que corregir, sino de una práctica óptima de accesibilidad digital. Las pruebas manuales garantizan que se utilicen correctamente.

Al igual que las comprobaciones de accesibilidad automatizadas deberían llevarse a cabo periódicamente, las pruebas de accesibilidad manuales también deberían ser una parte rutinaria de los procesos de mantenimiento de tu sitio web.

Forma a tu equipo sobre las mejores prácticas de accesibilidad  

La accesibilidad no debería limitarse a un solo equipo y, mucho menos a una sola persona. Que todos los contribuyentes de un sitio web tengan un buen conocimiento de la inclusión digital es beneficioso para el sitio web, y por extensión, para los clientes.

La accesibilidad no es solo para los desarrolladores, y tu personal debe ser consciente de ello. Es decir, que hay que crear una cultura de inclusión digital en torno al sitio web, desde los gestores hasta las personas que efectúan los cambios para garantizar que el sitio siga siendo accesible con el paso del tiempo. Esto implica a los redactores de contenidos, gestores de redes sociales, equipos de desarrollo, diseñadores visuales, diseñadores de UX, etc.

De nuevo, se trata de un ámbito en el que un socio de accesibilidad puede ser de ayuda. Con la asistencia de una herramienta automatizada, no hace falta que seas un experto en accesibilidad para entender las pautas ya que la herramienta te facilita cumplir con las directrices WCAG. Busca herramientas que ofrezcan cursos y formación sobre accesibilidad, recursos de autoayuda, además de explicaciones e indicaciones prácticas para comprender y resolver los errores de accesibilidad de tu sitio, preferiblemente basados en las WCAG.

Al conocer y aplicar las mejores prácticas de accesibilidad web, también tendrás más probabilidades de evitar infracciones en el futuro. El patrón de oro en cuanto a prácticas óptimas de diseño inclusivo son las WCAG. Convendría que el personal que vaya a trabajar en tu sitio web, como los desarrolladores, estuviera familiarizado con estas directrices. El resto del equipo debería conocer al menos los cuatro principios de accesibilidad de un sitio web.

Supporting image showing 4 icons related to the f4 accessibility principles for websites - perceivable, operable, understandable, robust.

 

  • Perceptible: la información del sitio web debe presentarse a los usuarios de forma que pueda percibirse con facilidad. Esto significa que debes asegurarte de que el texto sea fácilmente legible, que los componentes multimedia tengan alternativas y que el diseño web sea claro. 
  • Operable: Todos los componentes del sitio web y la interfaz de usuario deben ser fáciles de usar y contar con una diversidad de herramientas. La interfaz no debe requerir interacciones que los usuarios con discapacidades no puedan hacer, como inputs de un solo modo, elementos interactivos complejos o elementos cronometrados.   
  • Comprensible: la información presentada en el sitio debe ser fácilmente comprensible para todos los usuarios. Esto quiere decir que tienes que diseñar procesos sencillos, aumentar la previsibilidad de varias acciones del sitio y ofrecer ayuda de input a los usuarios. 
  • Robusto: el sitio web debe poder ser interpretado de forma fiable por una gran variedad de usuarios, incluidos los que utilizan ayudas técnicas.  

La Universidad de California en Santa Bárbara (UCSB) nos contó la siguiente historia sobre su enfoque para ofrecer una educación basada en la inclusión digital en toda la institución:

«Estamos comprometidos con la formación del personal y del profesorado de la UCSB para crear contenidos y sistemas accesibles. La accesibilidad forma parte de nuestro proceso de diseño de sitios web y aplicaciones. Nos gusta prestar ayuda a todos los que pasan a usar la nueva marca de la UC Santa Bárbara: Hemos ampliado nuestros conocimientos sobre accesibilidad y aprendido a usar Siteimprove con el fin de mejorar la experiencia del usuario en el sitio, la calidad del contenido y la optimización de los motores de búsqueda. Para ello, ofrecemos formación tanto individual como en grupo, además de un lugar para hacer preguntas dentro de la comunidad del campus. Apostamos por la concienciación sobre la accesibilidad. Incluso estamos planeando una nueva política de accesibilidad del campus, numerosos talleres a lo largo del año y un Día Mundial de Concienciación sobre la Accesibilidad», UCSB

Consejo: Elaborar una política de accesibilidad para toda la empresa es una buena manera de conseguir que todas las personas se involucren en las iniciativas de accesibilidad. Debería incluir objetivos claros, explicar cómo se van a conseguir y especificar a quién pueden plantear los empleados sus preguntas sobre este tema. Esta política también debería reflejarse en las guías de diseño y estilo. En conjunto, estos documentos son los pilares de la accesibilidad que sirve de orientación en los procesos del sitio web.

Asigna las funciones de accesibilidad utilizando el marco ARRM

Una vez que somos conscientes de que la accesibilidad es algo más que un actividad puntual, nos queda claro que hay que seguir un proceso estructurado para gestionarla adecuadamente y de forma continua.

La verdadera inclusión digital es un trabajo en el que colaboran todos los participantes de un sitio web: diseñadores, gestores de redes sociales, desarrolladores, redactores de contenidos, directores, etc. Sin embargo, intentar conseguir la accesibilidad web sin un marco de trabajo dará lugar a una serie de problemas que pueden entorpecer o incluso boicotear el proyecto. Citamos algunos:

  • Falta de certeza en cuanto a las funciones y los requisitos
  • Ausencia de comunicación o de trabajo en equipo
  • Propiedad inexistente con respecto lo que hay que hacer
  • Interpretaciones contradictorias de los requisitos de accesibilidad
  • Prioridades contrapuestas

Para aclarar las funciones de todos los miembros, es necesario tener establecida una estructura clara. El Consorcio World Wide (W3C) ha desarrollado una herramienta para esto: el marco de trabajo de mapeo de roles y responsabilidades de accesibilidad (ARRM).

El ARRM define las responsabilidades y tareas de accesibilidad basándose en funciones. En esencia, aporta estructura a los procesos de accesibilidad, aumenta el intercambio de conocimientos sobre accesibilidad y reduce las ineficiencias.

Puedes obtener más información sobre cómo utilizar el ARRM para conseguir la accesibilidad web en esta entrada del blog.

Incluye a personas con discapacidades en tus procesos

La accesibilidad no es solo un cumplimiento legal. También debe garantizar que tu sitio web sea inclusivo para las personas con discapacidades. Por eso, en las pruebas de usabilidad debes incluir también a las personas con discapacidades.

Dedicar tiempo a entender cómo utilizan los sitios web las personas con discapacidades puede abrirte los ojos y ayudarte a diseñar el sitio en función de sus necesidades reales, en lugar de las percibidas. Hay que tener en cuenta a personas con todo tipo de discapacidades que puedan impedirles utilizar la web libremente, entre ellas, discapacidades cognitivas, discapacidades temporales (como tener un brazo roto) e incluso discapacidades relacionadas con la edad.

Para incluir al público con discapacidad podrías contratar a personas que aporten un punto de vista auténtico al respecto, especialmente en los puestos de diseño y desarrollo. Una buena práctica es combinar esto con la investigación de los usuarios en la fase inicial. O sea, incluye a una amplia gama de personas en tu público objetivo y tus pruebas de usuario cuyas contribuciones den forma al desarrollo del sitio web.

Haz un seguimiento del progreso de la accesibilidad a lo largo del tiempo

Hacer un seguimiento y documentar el progreso de la accesibilidad web es importante para medir el nivel de cumplimiento, detectar las áreas en las que se podrían implementar las prácticas óptimas de diseño inclusivo y ayudar a mantener al personal motivado y centrado.

Algunas herramientas de accesibilidad te ayudan a supervisar el progreso ofreciéndote listas de errores resueltos. Busca herramientas con paneles de control del rendimiento, capacidad de elaboración de informes y funciones de establecimiento de objetivos.

La accesibilidad web no se acaba nunca.

La accesibilidad web nunca se consigue sin esfuerzo ni tampoco termina jamás. Pero no tiene por qué ser difícil o imposible.

Demasiadas organizaciones que creen que la accesibilidad es alcanzar un determinado nivel legal de cumplimiento en esta materia, como el nivel AA de conformidad con las WCAG. Aunque sí que es un buen punto de partida, no debería ser tu objetivo final. En cambio, puede servirte de referencia inicial para pensar de forma más amplia y progresiva en ofrecer una experiencia en el sitio web que incluya de verdad a todos los usuarios.

Recuerda que, aunque el cumplimiento de las directrices y leyes de accesibilidad sea un motivo válido para perseguir la accesibilidad digital, el auténtico compromiso con la inclusión digital no solo consiste en cumplir legalmente con las directrices, sino en mejorar la reputación de tu marca y poder ampliar tu alcance comercial. La única forma de conseguirlo es situar las prácticas óptimas de diseño y desarrollo inclusivo en el centro de los procesos de tu sitio web.